viernes, 22 de marzo de 2013

TRABAJO COLABORATIVO DOS




UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA “UNAD”
Escuela de Ciencias Sociales Artes y Humanidades
Programa: Psicología
Curso: 401512_199


TUTOR:
Carlos Fernando Tobar Torres


ESTUDIANTES:
Camilo Andrés Sánchez Ávila  Cód. 93012528947
Mishell Dayanna Figueredo Hernández  Cód. ¿?
Saida Milena Ruiz Hernández   Cód. 1099211673




DOMINGO 11  DE NOVIEMBRE DE 2012
COLOMBIA





CONTENIDO







Los trastornos o enfermedades   mentales son una afección principal de sufrimiento e incapacidad   ya que afecta la parte biológica y mental de la persona. Generalmente son trastornos crónicos, con episodios o crisis cada cierto tiempo.
Entre los problemas más frecuentes, son los trastornos depresivos, los ocasionados por el consumo de sustancias psicoactivas, la esquizofrenia, ansiedad, fobias y los trastornos de la infancia y adolescencia. De igual manera se ha reconocido factores asociados a la prevalencia, la aparición y a la evolución de los trastornos mentales y de conducta, ellos son: la pobreza, el sexo, la edad, los desastres, los conflictos sociales, las enfermedades físicas graves y las características del entorno socio-familiar.
Este trabajo se centra en el diagnóstico como un momento de suma importancia para la actuación profesional ya que éste implica la definición del problema de la persona. Tener claridad del problema permite diseñar un mejor plan de intervención. La formulación del diagnóstico difiere según las tradiciones psicológicas sin embargo, la visión psiquiátrica está presente en el campo de la psicología principalmente en el ámbito institucional. Desde esta visión, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM IV) se constituye como una herramienta para el planteamiento del diagnóstico.
A continuación encontrara una tabla con los trastornos mentales prevalentes en Colombia y como segunda instancia   un proyecto de intervención psicosocial en el campo de la salud.







ü  Reconocer la importancia de la Psicopatología en la vida de los seres humanos y su calidad de vida.
ü  Identificar una psicopatología   por medio del estudio del DSM-IV-TR y CIE10.
ü  Revisar   estudios epidemiológicos de la salud mental en el contexto latino americano.
ü  Identificar como afecta el entorno social del individuo, dicha psicopatología.
ü  Reconocer el papel que desempeñamos como Psicólogos, frente a una psicopatología.









TRASTORNO MENTAL
FACTORES
PREDISPONENTES
PRECIPITANTES
DE MANTENIMIENTO
Trastornos del estado de ánimo
Los trastornos del estado de ánimo son una categoría de problemas de salud mental que incluyen todos los tipos de depresión y de trastorno bipolar. También reciben el nombre de trastornos afectivos.

La causa de los trastornos del estado de ánimo no se conoce con precisión. Existen unas sustancias químicas en el cerebro, llamadas endorfinas, que son responsables de los estados de ánimo positivos. Otras sustancias químicas del cerebro, llamadas neurotransmisores, regulan las endorfinas. Probablemente, la depresión (y otros trastornos de los estados de ánimo) sea causada por un desequilibrio químico en el cerebro. Los acontecimientos de la vida (como los cambios no deseados) también pueden contribuir a un estado de ánimo deprimido.
Aún se desconocen las medidas preventivas que permitan reducir la incidencia de los trastornos del estado de ánimo en los adolescentes. Sin embargo, la detección e intervención precoces pueden reducir la gravedad de los síntomas, estimular el crecimiento y el desarrollo normal y mejorar la calidad de vida de los adolescentes que tienen trastornos del estado de ánimo.
Trastornos de ansiedad
Es un término general que abarca varias formas diferentes de un tipo de enfermedad mental, caracterizada por miedo y ansiedad anormal y patológica.
Los factores genéticos, bioquímicos, del entorno y el perfil psicológico de una persona, todo ello parece contribuir al desarrollo de los trastornos de ansiedad. La mayoría de gente con estos trastornos parecen tener una vulnerabilidad biológica al estrés, que los hace más susceptibles a los estímulos ambientales que la población normal. La ansiedad puede ser un síntoma crónico de otros problemas psicológicos o médicos, tales como depresión, abuso de sustancias, o enfermedad tiroidea. Un número de estudios han descrito un fuerte vínculo entre la fiebre reumática infantil, que es causada por una infección estreptocócica, y el desarrollo de trastornos relacionados con un tic, incluyendo el TOC y el síndrome de Tourette. Los efectos del alcohol en el desarrollo del feto parecen aumentar el riesgo de trastornos mentales así como los defectos de nacimiento.
El pronóstico de una persona depende de la gravedad del trastorno. El trastorno de ansiedad puede continuar y ser difícil de tratar; sin embargo, la mayoría de los pacientes mejora con una combinación de medicamentos o psicoterapia conductista.
Trastorno por déficit de atención
Operacionalmente, trastorno por déficit de atención hace referencia a la alteración(es) causadas por la deficiencia atencional, es decir, por la carencia, ausencia e insuficiencia de las actividades de orientación, selección, mantenimiento de la atención, y a su deficiencia en el control y regulación para con otros procesos. Sin embargo, cabe resaltar que tal deficiencia no se constituye como factor causal único y exclusivo de los trastornos.
Se trata de un trastorno neurológico en el que se han propuesto factores de origen genético (es decir, heredado, no adquirido en el curso de la vida) aunque no se descarta la influencia de factores que actuarían durante la gestación, el parto o el desarrollo infantil. El factor genético está demostrado, puesto que el TDAH es entre y 7 veces más frecuente en hermanos y entre 11 y 18 veces más frecuente en hermanos gemelos. Se han descrito varios genes posiblemente implicados. También se sospecha especialmente de toxinas ambientales y algunos estudios, no concluyentes, apuntan por ejemplo a colorantes empleados por la industria alimentaria. Aunque el origen del trastorno en la actualidad no se vincula a esas causas, sí es un hecho conocido que la exposición prolongada a agentes tóxicos puede inducir síntomas que mimeticen los comúnmente atribuidos a un TDAH.
Una aproximación útil de tratamiento puede incluir programas escolares especiales, apoyo farmacológico, tratamiento psicológico bajo los enfoques de terapia conductual y cognitivo conductual, entrenamiento en habilidades sociales, consejería familiar, terapia individual (Buendía, 1996) y grupal, así como talleres relajación, pintura, dibujos, actividades deportivas de tiempo libre, y un sistema de educación especializado o personalizado si fuera pertinente. Se han elaborado diversos programas, los cuales están destinados no solo al desarrollo y mejoramiento de estrategias atencionales, sino también a ejercer un autocontrol por parte del sujeto de su actividad motora excesiva, como un requisito indispensable para que emerja la conducta atencional. De otro lado la mayoría de las investigaciones enfocan el tratamiento del trastorno por déficit de atención en las consecuencias que produce a  nivel de las relaciones interpersonales, por lo que parte del tratamiento estaría dirigido a generar y desarrollar habilidades sociales y de solución de problemas interpersonales.
Trastorno disocial
Se refiere a la presencia recurrente de conductas distorsionadas, destructivas y de carácter negativo, además de transgresoras de las normas sociales, en el comportamiento del individuo. Este trastorno supone un problema clínico importante por sus características intrínsecas - implica un desajuste social-, sus posibles consecuencias - una parte importante de los niños/as que lo padecen mostrará algún tipo de desajuste en la edad adulta- y por su frecuencia - es el más comúnmente diagnosticado.
En la formación de los Trastornos Disociales del niño y del adolescente intervienen muchos factores que, tratados a tiempo, pueden evitar muchas dificultades posteriores; estos factores interactúan de maneras complejas y su influencia varía en los diferentes eslabones de la cadena causal y también según las fases concretas de la evolución. En esta cadena causal hay que tener en cuenta los siguientes factores:
Propensión individual, Influencias sociales, Factores provocadores, como desencadenantes o como mantenedores.
La formación de los padres es muy importante para que sean éstos los que empiecen a corregir las conductas de sus hijos, ya que es desde el núcleo familiar, desde donde deben empezar las terapias para que éstas tengan un mayor éxito. Existen unas terapias familiares que tienen como objetivo modificar los patrones de comunicación en la familia y los vínculos entre sus miembros. También existen otras terapias de tipo social, que buscan integrar a los pacientes en grupos de niños que no tengan este tipo de problemas.
Trastorno de alimentación
Es una de las varias enfermedades crónicas y progresivas que, a pesar de que se manifiestan a través de la conducta alimentaria, en realidad consisten en una gama muy compleja de síntomas entre los que prevalece una alteración o distorsión de la auto-imagen corporal, un gran temor a subir de peso y la adquisición de una serie de valores a través de una imagen corporal.
El problema de los trastornos de alimentación tiene su origen en múltiples causas, estas pueden ser biológicas, emocionales, familiares, sociales y culturales. Aunado a la multifactores, se encuentra la etapa de desarrollo en la que se encuentran las personas, si bien todas las personas son propensas a desarrollar un problema alimenticio, los adolescentes son aun más vulnerables por las características propias de esa etapa del desarrollo.
El tratamiento ambulatorio se recomienda como primera opción para aquellos pacientes que tienen un buen sistema de apoyo social y que están metabólicamente estables. Existe un acuerdo generalizado acerca de que la paciente y su familia deben incluirse desde el comienzo en el tratamiento. También es necesario que reciban información sobre la enfermedad y sobre el estado de la paciente, así como sobre la relación entre los síntomas de inanición y los de la anorexia nerviosa. Cuando los padres son hipercríticos, es mejor verlos sin la paciente en un principio, hasta que finalmente puedan participar en forma constructiva de la terapia familiar.
Trastorno Bipolar
Es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo. Clínicamente se refleja en estados de manía o, en casos más leves, hipomanía junto con episodios concomitantes o alternantes de depresión, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta patología.
El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres, y generalmente comienza entre los 15 y 25 años. La causa exacta se desconoce, pero se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno.
Los tratamientos familiares que combinan apoyo y educación acerca del trastorno bipolar (psicoeducación) pueden ayudar a las familias a hacerle frente y reducir las probabilidades de retorno de los síntomas. Los programas que ofrecen servicios de integración y apoyo de la comunidad pueden ayudar a las personas que carecen de apoyo social y familiar. Los medicamentos estabilizadores del estado de ánimo pueden ayudar a controlar los síntomas del trastorno bipolar. Sin embargo, los pacientes a menudo necesitan ayuda y apoyo para tomarlos apropiadamente y para garantizar que la manía y la depresión se traten tan pronto como sea posible.
Trastornos relacionados con sustancias
Los individuos con trastornos por consumo de sustancias son heterogéneos en lo relativo a diversas características clínicamente importantes. En algunos individuos, las alteraciones subjetivas (p. ejem. la euforia y el alivio de la tensión) que acompañan a la intoxicación por sustancias, son experimentada como fenómenos muy placenteros y ello conduce a un consumo repetido. Aproximadamente un 15% de los consumidores habituales presentan una dependencia psicológica en cuanto a que creen que no pueden actuar de manera óptima en un contexto social, laboral o de otro tipo, sin experimentar un cierto grado de intoxicación por la sustancia. Estos individuos presentan un alto riesgo de sufrir uno o varios trastornos por consumo de sustancias psicoactivas.
Cualquier niño o adolescente que tenga acceso al alcohol o las drogas puede desarrollar un trastorno relacionado con el consumo de sustancias adictivas; sin embargo, algunos se encuentran en un riesgo mayor. La vulnerabilidad genética desempeña un rol importante y los trastornos de consumo de sustancias adictivas se transmiten en las familias. Los estudios demuestran que los adolescentes son más propensos a desarrollar trastornos de consumo de sustancias adictivas si sufren depresión, autoestima baja o el sentimiento de que no “encajan” en la sociedad.
El tipo de tratamiento depende de la gravedad del problema. Por ejemplo, quizás sea necesario un entorno hospitalario para controlar la desintoxicación. Otras intervenciones incluyen un programa para adolescentes de 12 Pasos, para Alcohólicos Anónimos, entornos de hogares sociales residenciales, hospitalización parcial o tratamiento diurno y oportunidades recreativas especiales, como experiencias con la naturaleza y actividades supervisadas en ambientes sin drogas.









Planteamiento del problema de  Salud Mental local

Una de las principales problemáticas de salud mental que se vive en la ciudad de Bogotá es el estrés, ya que influyen múltiples factores para que se desarrolle esta Situación, como lo son la demora en el desplazamiento diariamente de los ciudadanos de sus viviendas a sus lugares de trabajo, la  incomodidad de las aglomeraciones en el transporte y en las calles, la sensación de inseguridad que se vive en la ciudad, el estado de las obras y de las calles como factor de disgusto, el ruido y el alto volumen del tráfico, de la falta de plazas  y de espacio verde cerca de los sitios donde se encuentren habitualmente. Esta clase de situaciones son las que influyen en la causa del estrés en los ciudadanos capitalinos, y provocan alteraciones en cualquier parte del organismo, ya que la totalidad de los sistemas son susceptibles a las sobrecargas emocionales. Se sabe que un 70% de las consultas médicas son a causa del estrés.

Objetivo del proyecto
·       Reconocer los factores que producen el estrés en los ciudadanos, para así contrarrestar los efectos negativos que producen en los habitantes de la ciudad.
·       Promover el desarrollo de actividades de dispersión y desestrés  en las empresas y sitios de trabajo.
·       Dar a entender a los ciudadanos las causas y efectos del estrés y suministrar información para que se aprenda a manejar las situaciones que provoquen este tipo de alteración, es importante que las personas aprendan a controlar la agresividad y sus impulsos, que aprendan a manejar mejor su tiempo, pues estas son acciones que ayudan a liberarnos del estrés.


 Términos de referencia
Estrés: es el estado que se produce a partir de hechos que generan agobio o angustia. Cuando un sujeto recibe demandas que le resultan excesivas, comenzará a sentir ansiedad y a experimentar diversos síntomas.
Ansiedad: Es un estado de inquietud o agitación del ánimo. Aunque no siempre es patológica (sino que es una emoción común que cumple con una función vinculada a la supervivencia), la ansiedad puede acompañar a algunas enfermedades como la neurosis.
Mecanismos de defensa: Ciertos pensamientos o impulsos pueden generar un trastorno psicológico en una persona. Para mantener dichas ideas bajo control, los seres humanos apelan a mecanismos de defensa, constituidos por operaciones mentales que carecen de razonamiento y que permiten minimizar los efectos de una situación que causa estrés. De este modo, el mecanismo de defensa ayuda a que la psiquis de la persona mantenga su funcionamiento normal.

Metodología
Por medio de campañas publicitarias y charlas en los diferentes ámbitos del trabajo concientizar a los ciudadanos de las consecuencias que puede  llegar a tener el mal manejo del estrés; que podría estar llevando a comportamientos y estilos de vida equivocados, por lo cual sería necesario trabajar mucho en la cultura ciudadana.  Las familias y las empresas podrían ayudar a bajar los niveles de estrés con mecanismos de ayuda, por lo cual como herramienta principal debemos generar el diálogo con la familia y  en las oficinas, empleando ejercicios de relajación, como ya se hace en algunas empresas japonesas.

Impacto esperado
Se espera que en la ciudad de Bogotá el nivel de estrés de los capitalinos se vea reducido en un gran porcentaje ya que esto puede contribuir a un mejor desarrollo de la ciudad generando   una mejor calidad de vida en los habitantes de la ciudad. Pues si se aprende a manejar el estrés se creará mayor conciencia en las personas de forma que podemos disminuir los problemas sociales que se presentan actualmente.





ü  Se analizaron la depresión y la influencia de factores internos y externos que influyen en la aparición de trastornos afectivos. Se valoraron algunos factores históricos, filosóficos y médicos que se tienen en cuenta al estudiar la depresión.
ü  Se analizó   que en Colombia en relación con la salud, se pretende lograr el completo bienestar físico, mental, social del individuo y su soporte económico en la facilitación de la reinserción social del paciente, sobre una relación basada en la ética médica.
ü  Se considera la relación médico-paciente como factor de gran importancia para el tratamiento de las enfermedades mentales, donde la psicoterapia juega un papel significativo.
ü  Esta actividad fue muy importante para nuestra formación profesional, pues logramos comprender los diferentes trastornos mentales más sobresalientes en Colombia y en base a este conocimiento, procedimos a aplicar una intervención psicosocial en busca de mejorar y solucionar el trastorno mental más común en determinada comunidad.
ü  Los trastornos mentales son afecciones o síndromes psíquicos y comportamentales, radicalmente opuestos a los propios de los individuos que gozan de buena salud mental. En general, son causa de angustia y deterioro en importantes áreas del funcionamiento psíquico, afectando al equilibrio emocional, al rendimiento intelectual y al comportamiento social adaptativo.





BIBLIOGRAFÍA




José A. Posada-Villa, S. A.-G. (2003). scielo.org. Recuperado el 08 de 11 de 2012, de http://www.scielo.org.co/pdf/rcp/v33n3/v33n3a02.pdf
Rodríguez, M. Á. (2012). Universidad Nacional Abierta y a Distancia Unad. Recuperado el 08 de 11 de 2012, de www.unad.edu.co
Jorge Téllez-Vargas, M. (s.f.). SUICIDIO - Neurobiología, factores de riesgo y prevención. Recuperado el 10 de 11 de 2012, de http://www.psiquiatriabiologica.org.co/publicaciones/documentos/5-ENFERMEDAD%20MENTAL%20%20%20%20%20%20(2).pdf
Larzelere MM, J. G. (s.f.). medlineplus. Recuperado el 10 de 11 de 2012, de http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003211.htm
Psiquiatria Biologica en Colombia. (s.f.). Recuperado el 10 de 11 de 2012, de http://www.psiquiatriabiologica.org.co/documentos/PRESENTACION%2004-03-04.pdf